Adora a tu Dios y Él te bendecirá

El pueblo de Israel tenia sus debilidades, le fallaba al Señor, pero lo bueno es que cuando el Señor les hablaba, el pueblo le escuchaba, se humillaba y adoraba al Dios todopoderoso.

En el libro de Éxodo podemos ver algunos mandatos de Dios al pueblo para que someta, lo adore y sean obedientes al Señor. La obediencia era un punto clave, porque si obedecían y alababan al Señor, serían bendecidos en gran manera.

El pueblo de Israel siempre fue un pueblo con mucho privilegio de parte del Señor, el Señor siempre les cuidaba y hacía hazañas terribles ante ellos para que pudieran reconocer que sin Él nada podían alcanzar.

Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.

Éxodo 23:25

Claramente vemos que es un mandato, el pueblo sabía que adorando al Señor y sirviéndole con gran devoción, sus vidas serían llenas de sanidad y bendición, por reconocer la grandeza y soberanía del Señor.

Adora a Dios y reconoce Su grandeza día a día para que todos los de tu casa sean bendecidos por el Señor, desde el más pequeño hasta el más grande, tu pan será bendecido, tu agua, la salud de los que moran en tu casa y aun de tus familiares, el mismo Dios los bendecirá en gran manera.

Creamos siempre que Dios está con nosotros en todo momento. No escuchemos aquellas voces que dicen ¿dónde está tu Dios? Recuerda que Dios no tarda, ni llega a tiempo porque Él está ahí, nunca se ha ido de tu lado, Él solamente actúa en el momento exacto que hay que actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *