Bienaventurados los que guardan los caminos de Dios

De gracia y paz son llenos todos aquellos que se preocupan por guardar los caminos del Señor, por eso son bienaventurados todos, por andar rectos delante del Señor, que aun cuando ven que su camino se está torciendo un poco, dan un llamado al Señor para que les ayude y tenga misericordia de ellos.

Es bueno conocer de Aquel que dejó Su palabra delante de nosotros para que podamos escudriñarlas y llenar nuestras mentes de la sabiduría que viene de nuestro Dios. Hermanos seamos claros y actuemos con diligencia delante del Señor.

Muchos no tienen el cuidado de Dios, ¿por qué? Porque ellos no guardan las palabras de Dios y solo buscan al Señor cuando se encuentran en problemas.

31 Me regocijo en la parte habitable de su tierra; Y mis delicias son con los hijos de los hombres.

32 Ahora, pues, hijos, oídme, Y bienaventurados los que guardan mis caminos.

33 Atended el consejo, y sed sabios, Y no lo menospreciéis.

Proverbios 8:31-33

Es un regocijo que los hijos de Dios estén bajo paz, toda la familia de ellos, que puedan habitar en tierra firme. Por eso es que todos los que sirven al Señor deben andar rectos delante de Él, llevar Su camino adelante, actuar con diligencia delante del Señor.

Entonces el proverbista lleva un consejo a todas aquellas personas, para escuchar la voz de Dios, para ser sabios porque todos los que caminan rectos delante de Dios son bienaventurados, están bajo las alas de Dios, son cuidados por Dios en todo momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *