Cómo permanecer para siempre

Hermanos y siervos en Cristo Jesús nuestro salvador, debemos ser pacientes y fieles al Señor, siendo obedientes a las enseñanzas que nos ha dejado a cada uno de nosotros en las Sagradas Escrituras para que podamos seguir avanzando hacia nuestra meta de alcanzar el reino de los Cielos.

¿Qué debo hacer para permanecer en el Señor? Este camino no es fácil, pero tenemos la ayuda de nuestro Dios. No estamos solos, ya que el mismo Jesús dijo que el Espíritu Santo estaría con nosotros hasta el día del fin.

La Biblia nos dice claramente que para poder permanecer debemos ser cautelosos, buscar al Señor con todo el corazón y llevar Su palabra muy dentro de nuestro corazón.

15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

1 Juan 2:15-17

Aquí está la respuesta a la pregunta que hicimos en el segundo párrafo: no amar al mundo ni las cosas del mundo, porque el amor del Padre no está en quienes aman al mundo. Las cosas mundanas, además de ser pasajeras, el texto bíblico que acabamos de leer nos enseña que no provienen del Padre.

Pero lo más esencial  que debemos hacer para permanecer en Dios, está en el último versículo que acabamos de ver y es hacer la voluntad de Dios. Esa voluntad de Dios permanece para siempre y por eso debemos procurar hacer Su voluntad para que nosotros también podamos permanecer para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *