Cómo tener a Dios

Identidad, es lo que cada persona practicante de alguna disciplina debe tener. Un sello que lo distinga de los demás. Y aunque no sea practicante de ninguna disciplina, como persona, siempre hay algo que distingue a esa persona de los demás. ¿Tienes tú como cristiano un distintivo que destaque la diferencia de que realmente lo eres? Ese sello debe ser Dios, la doctrina de Jesucristo que es la Palabra de Dios. La Biblia nos enseña:

9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.

10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !!Bienvenido!

11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.

2 Juan 1:9-11

Ser cristiano es una identidad, es parecerse a Cristo y poseer Su doctrina que es la Biblia, y es por ello que no debemos pertenecer a ese famoso grupo que les aburre leer y estudiar la Biblia, ya que si no estudiamos la Biblia, entonces no tenemos esa doctrina que nos identifica como personas que tenemos a Dios.

¿Cuál es esa doctrina? La propia Biblia. Hoy día tenemos muchos creyentes que se están yendo tras doctrinas que contradicen la Biblia, y se dejan arrastrar por ellas hasta el punto que niegan todo lo que una vez profesaron, y Juan dice que aquellos que se extravían de la doctrina de Cristo no tienen a Dios.

Dios en Su misericordia nos ha dado Su Palabra la cual es más que suficiente, por lo cual, el consejo del apóstol es, que si uno de esos que se ha desviado de la verdad viene a nosotros queriéndonos persuadir, ni siquiera le recibamos en nuestra casa ni le demos la bienvenida, porque si le damos la bienvenida seremos partícipes de sus malas obras y puede que terminemos cayendo en el mismo error de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *