Dios está contigo

La mano poderosa de Dios siempre esta presta para ayudarnos en momentos difíciles, por eso no debemos dudar de Aquel que nos dio la vida y nos conoce.

¿Cómo dudar de Dios viendo estas maravillas que hace y que ha hecho siempre a nuestro alrededor? No dudes, confía con todo tu corazón. Dios no te deja solo, aunque en tu vida haya silencio, recuerda, Él está acompañándote y trabajando para que todo obre a tu favor.

En el libro de los Hechos, encontramos al apóstol Pablo, el cual salió de Atenas y fue a Corinto. ¿Qué estaba Pablo haciendo allí? Veamos:

porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.

Hechos 18:10

Pablo, como apóstol del Señor, desde conoció al Señor comenzó a hablar de Su palabra, a transmitir Su mensaje a aquellos que todavía tenían una venda en sus ojos.

La Biblia registra que en ese lugar Pablo se encontró con muchas personas, a los cuales exhortaba a través de su testimonio acerca de Jesús, diciéndoles lo que el Señor podía hacer en sus vidas.

Es por eso que después que se encontró con varias dificultades, Dios le dijo: “Yo estoy contigo y ninguno pondrá sobre ti la mano”. Dios estaba siempre presente cuidando a este hombre.

Confiemos en el Señor, no dudemos de que Él cuida siempre de nosotros, hagamos Su obra con amor, Dios siempre estará contigo, no lo dudes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *