El ejemplo de Abraham

Abraham, un hombre de fe, que confiaba en Dios, no importaba las circunstancias en las que se pudiera encontrar, porque toda su confianza estaba depositada en las manos del poderoso.

Este hombre es un gran ejemplo para que podamos ver todo lo que este hombre estaba dispuesto hacer por ser fiel a Dios. Podemos ver el sacrificio tan grande que iba hacer, porque para él era más importante el obedecer a Dios que estar sujeto a las cosas terrenales.

Gracias al acto de fe de Abraham, éste es llamado “padre de la fe”, y en la Biblia, cuando se habla de fe, se menciona a Abraham por el acto de fe tan grande de este hombre de Dios:

1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne?

2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios.

3 Porque ¿Qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.

Romanos 4:1-3

Es bueno creer en que el Señor es fiel y observa todo. Solo debemos tener fe y confianza, creer que en el Señor todo es posible. Acerca de Abraham, la Biblia habla de lo leal que fue este hombre delante de Dios, su fe tremenda, fuerte en todo lo que hacía, sabía esperar en las promesas del Señor.

Es bueno que cuando hagamos algo en el Señor, lo hagamos creyendo en que Él está ahí,que nos acompaña, que Su presencia y Su gracia nos cubren día tras día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *