Jehová te bendiga, y te guarde

Estas son palabras que Moisés dio al pueblo para que el pueblo reconociera ante el Señor que las bendiciones de Dios eran grandes para ellos.

Pero primero el pueblo de Israel debía rendirse delante del Señor, hacer pactos renovados delante de Él. Recordemos que el mismo pueblo a veces actuaba por decisión propia, pero su castigo venía detrás de su desobediencia. Es por eso que Moisés les hablaba de todas estas cosas y de los planes de Dios, para que todo el pueblo que se sometiera a las leyes de Dios.

En el pasaje bíblico siguiente, veremos a Moisés hablando palabras de sabiduría sobre lo que el pueblo debía hacer ante el Señor:

porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.

Deuteronomio 30:16

Moisés le dice claramente al pueblo que ame a Dios, que cumpla Sus mandamientos, que hiciera todo lo que el Señor había puesto delante de ellos por ley, en resumen, no desobedecer la palabra de Dios, y la recompensa de hacer esto es que ellos recibirían vida y serían bendecidos.

¿Podríamos tomar esta enseñanza para nosotros? Yo diría que sí. Si andamos en los caminos perfectos de nuestro Dios, y le obedecemos siempre, Él nos bendecirá y ayudará. Pero ojo, esto no quiere decir que seremos buenas personas solo para disfrutar de las cosas buenas que tiene nuestro Dios para nosotros. Recordemos unas palabras de Job: “¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?”.

Así que, tratemos de andar rectamente delante de nuestro Dios y disfrutaremos de Sus bendiciones, Su cuidado y Su protección. Momentos difíciles llegarán de vez en cuando, pero Él será nuestra roca que nos sostendrá y nos ayudará a resistir y no desmayar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *