La sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado

Esta es la comunión en la que nuestro Dios quiere que andemos, que andemos bajo Su santa voluntad, mostrando en verdad que le tenemos, que andamos bajo Sus estatutos.

La sangre que Cristo derramó en la cruz del calvario nos limpia de todo pecado, nos hace resplandecer y andar en la luz de Cristo Jesús. Si en verdad tenemos a Cristo, entonces con nuestros hechos demostraremos que lo tenemos a Él.

El andar bajo Su plena comunión nos hacer ser verdaderos hijos de Dios, de ver cuando las cosas están marchando mal, de estar pendientes a la cosas del Señor, de las cosas que se nos ha encomendado, de ser valientes y no tener miedo a nada de lo que pueda pasar porque nuestro Dios está con nosotros todos los días hasta el final.

pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

1 Juan 1:7

Es claro que Juan nos dice que si andamos en Cristo andamos bajo Su luz, porque esa luz proviene de Él, y si tenemos luz también tenemos comunión porque de Él vienen todas estas cosas.

¿Y qué es andar en luz?. La Biblia nos enseña que el que hace obras malas anda en oscuridad porque no quiere que sus obras sean descubiertas. Pero aquel que no hace lo malo, puede andar libremente, bajo la luz, no teme a que lo vean, porque no tiene nada que esconder. ¿Puedes tú andar en luz?

Esto nos hace entender que Dios nos quiere ver andando en total obediencia a Su Palabra, que no demos lugar a nada malo en nuestras vidas, sino que busquemos siempre la sabiduría de lo alto. Así que, andemos bajo la luz en obediencia al Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *