No te enojes contra tu hermano

La Biblia nos habla más que suficiente contra la ira y el enojo, incluso, nos dice que debemos despojarnos de toda ira y enojo. También nos dice: “Airaos, pero no pequéis”.  Ciertamente un creyente en Jesucristo debe ser una imagen clara de lo que es la templanza y la mansedumbre, así que, a continuación te dejamos el siguiente texto de la Biblia para que reflexiones.

21 Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio.

22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

Mateo 5:21-22

Jesús comienza hablándoles de lo que ellos ya habían escuchado, de lo que los escribas y fariseos les habían enseñado: “No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio.” Pero Jesús va mucho más allá y les dice que por el simple hecho de una persona enojarse contra su prójimo, es culpable: “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio”.

Los Fariseos y escribas simplemente no enseñaban la ley de Moisés correctamente, ya que más allá de matar a una persona físicamente, también tenía que ver esto con el enojo contra un hermano. Por otro lado, Jesús, al decir: “Pero yo os digo”, hace uso de su amplia autoridad y poder como Dios encarnado.

Por otro lado, aunque era cierto lo que enseñaban los fariseos y escribas sobre el “no matarás”, enseñaban a la vez la herejía de que “si no matabas”, antes de esa línea todo estaba permitido, y Jesús les dice que no, que con el simple hecho de ofender o airarse contra un hermano debían ser expuestos al concilio.

Por último, la palabra “necio” (Raca) puede traducirse como “imbécil” , “estúpido”, “tonto”, “idiota”. Cabe destacar que dicha palabra es  prácticamente intraducible, pero se ha traducido de esta forma, ya que la misma expresa un tono de desprecio hacia una persona. El mensaje final aquí es no enojarnos contra nuestro hermano, no ofender a los demás, llevar la paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *