No todos dormiremos; pero todos seremos transformados

Habrá un gran día en el que el Señor venga por Su iglesia, y aquellos que en ese momento estén con vida, serán físicamente transformados para ser reunidos con Él en las nubes.

En aquel gran día, si los que están vivos y preparados para irse con Él serán transformados, ¿qué pasará con los que murieron en Cristo?. La Biblia habla bien claro de eso, y es que los muertos en Cristo serán resucitados. Ese día será muy glorioso para todos los que esperan al Señor, porque serán llevados a un nuevo lugar y por la eternidad.

51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,

52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

1 Corintios 15:51-52

Están muy claros los versículos anteriores. “No todos dormiremos; pero todos seremos transformados”, por “dormir” se refiere a morir físicamente, y cuando dice que “no todos dormiremos” es porque cuando el Señor llegue, habrán muchos creyentes vivos, y cuando esto suceda, aunque estos creyentes que se irán con él estén vivos, experimentarán una transformación sobrenatural en sus cuerpos.

Luego los muertos resucitarán y juntamente con los que estaban vivos y fueron transformados, se irán con nuestro Señor Jesucristo a vivir en esos lugares que Él dijo que prepararía para nosotros. ¿Tú quieres estar ahí ese día glorioso? Continúa andando en el camino del Señor, obedeciendo Su Palabra, andando en rectitud y pidiendo siempre perdón por tus pecados, y te aseguro que nos veremos allá en aquel gran día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *