Que el amor y la verdad estén siempre contigo

El amor de Dios siempre debe estar presente en nuestras vidas, teniendo este amor en nuestros corazones podremos ser mejores creyentes y fieles al llamado de Dios.

Todo el que tiene amor de Dios, trata a sus compañeros con agrado, y sirve al Señor con devoción y anhelo. El amor del Señor cambia todo en nuestras vidas.

¿Por qué el amor y la verdad tienen que ir contigo? Claro, es que si andamos en la verdad, tenemos a Cristo, porque Él es la verdad, pero el amor ante todo, y es por eso que también practicamos la verdad porque cuando Cristo nos alumbró, Él transformó todo.

3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Átalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón;

4 Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres.

Proverbios 3:3-4

Estos versículos nos instan a no despreciar esta tan grande misericordia que Dios tiene con nosotros, y que el amor y la verdad estén siempre presentes con nosotros, que nunca nos apartemos de ellas.

Por eso es bueno tomemos este buen mandato, que día tras día podamos poner esas palabras en lo más profundo de nuestros corazones, así de esta forma no fallaremos ante los ojos de Dios, más bien, estaremos siempre firmes y la gracia de Dios abundará en gran manera en nuestras vidas.

Seamos buenos administradores de esa gracia y esa paz la cual viene de Dios, cuidemos bien de ese tesoro, Dios nos ha dado el privilegio de poder tener Su verdad y Su gran misericordia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *