Salvación por gracia

La Biblia es un libro de 66 libros y todos ellos se resumen con una sola palabra: “Salvación”. Desde el principio, la salvación era el plan de Dios para los hombres y este tema posee varias características que no podemos perder de vista.

Primero que todo, ¿por qué necesitamos salvación? La respuesta es “porque estábamos perdidos en nuestros delitos y pecados”, “porque estábamos separados de Dios”. Y eso es lo primordial, comprender que estamos perdidos y que necesitamos a Dios, que Él es el único capaz de salvarnos.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Efesios 2:8

Somos salvos por gracia, esa dicha de que aún siendo pecadores terribles Dios quiso amarnos y a la vez salvarnos a través de Cristo en la Cruz. Y gracia quiere decir que no tiene que ver nada con el esfuerzo humano. No somos salvos porque nos esforzamos, porque tenemos algo preciado, sino que somos salvos porque así lo ha querido Dios por Su amor inagotable.

Y esa salvación viene a través de la fe, esa fe en creer que Jesús es el Hijo de Dios que entregó Su vida por nosotros los pecadores.

El apóstol continúa especificando algo muy importante:

“Y esto no de vosotros, pues es Don de Dios”

La salvación es un don, un regalo del mismo Dios para nosotros. Así que, no estés esperando un milagro profundo, porque el milagro más grande de todos ya lo recibiste en la cruz, el cual es la salvación y el amor de Dios.

No tenemos nada en qué gloriarnos, ni en nuestras obras, ni en que somos mejores creyentes que otros. Solo debemos gloriarnos en la cruz  y sentirnos regocijados por el don de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *