Si amas a Dios, todas las cosas te ayudan para bien

No existe una persona más feliz en esta vida que aquella que ama a Dios y hace Su voluntad, ya que este tipo de persona tiene una promesa latente en su vida de que aunque las cosas vayan mal, eso obrará para bien.

Es sumamente extraño decir que de algo malo puede salir algo bueno, pero en la Biblia encontramos una promesa que nos dice exactamente eso, y solo nos pide un requisito: “Amar a Dios”. ¿Lo amas? Entonces esta promesa es tuya y debes abrazarla hoy. ¿No lo amas? Entonces debes comenzar a vivir una vida que agrade a Dios.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Romanos 8:28

En la frase “todas las cosas les ayudan a bien” están incluidas las aflicciones presentes, demostrando así que Dios es soberano y tiene la capacidad absoluta de hacer que esas aflicciones y dificultades no sean para nuestra perdición, sino para nuestro bien. Hay otros versículos de la Biblia que nos explican esta dinámica, por ejemplo:

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

2 Corintios 12:10

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Filipenses 1:21

Aquí es donde se eleva la gran diferencia de aquellos que aman a Dios, y es la promesa de que todo terminará sumando positivamente. ¿La muerte? No importa, Pablo dijo que es ganancia. ¿Debilidad, escasez, persecuciones, necesidades, angustia? Tampoco importa, aún eso obrará para bien.

En este día quiero decirte que no importa por lo que estés pasando, pues, si amas a Dios, todo eso te obrará para bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *